Mudarse a Alemania por amor

Existen muchas historias de amor entre alemanes y latinos.

Hemos elegido hablar de cómo es mudarse a Alemania por amor desde Latinoamérica para festejar este día de San Valentín.

Si quieres leer más historias sobre latinos que han emigrado a Alemania, no te pierdas el e-book gratuito “Latinos en Alemania, historias de migración” que puedes obtener al suscribirte a nuestra newsletter.

Mudarse a Alemania por amor

¿Te imaginas mudarte a Alemania para seguir tu corazón?

Según datos del 2019, aproximadamente 30% de la población alemana tenía historial de migración estaba en Alemania aún como inmigrante.

Si bien no siempre se debe a asuntos del corazón, en el 2011 ya se estimaba que uno de cada 5 matrimonios en Alemania tenía un miembro de otra nacionalidad.

Desde los años 70 se inició una asociación para defender los derechos de las mujeres alemanas y sus esposos extranjeros.

Hoy en día esta asociación ha crecido y se conoce como la asociación para parejas y familias binacionales.

Por lo tanto, no cabe duda de que las parejas binacionales son un tema importante y real dentro de la vida en Alemania.

Mudarse a Alemania desde latinoamérica por amor puede ser una decisión para la que hay que estar preparados y que no es lo mismo emigrar para estudiar la universidad o un posgrado, que mudarse a formar una familia.

Qué esperar si te mudas a Alemania por amor

Como decía anteriormente, mudarse a Alemania por amor es diferente a mudarse a Alemania por estudios o trabajo.

Te voy a hablar de aspectos concretos a los que te enfrentarás en esta situación, pero antes te cuento un poco del panorama general para que sepas qué puedes esperar como recién casado y recién llegado.

Lo primero que puedes esperar es una serie de trámites que incluyen tu permiso de residencia, tu número de pensión, tu alta en la aseguradora médica e iniciar con el proceso de “integración a Alemania”.

En este proceso te invitarán a hacer el “curso de integración” que consiste en aprender el idioma alemán hasta que acredites el examen de nivel B1 y aprender sobre la organización política de Alemania, que también deberás acreditar mediante un examen.

Te puedes esperar algo de ansiedad y choques culturales, sobre todo si no tienes un nivel de alemán que te permita lidiar con los trámites que debes hacer tú en persona (por ejemplo en la oficina de migración).

Nuestra recomendación es que priorices llegar a un nivel de alemán B2 lo más rápido posible para que puedas lidiar con los temas legales y demás situaciones en las que no tener el idioma te puede afectar anímicamente.

¿Qué hacer con tu nueva vida en Alemania?

Suponiendo que has tenido el tiempo para dedicarte exclusivamente a hacer tu proceso de integración, la pregunta es ¿Y ahora qué sigue?

Las personas que se mudan a Alemania por amor tienen permiso de vivir con su cónyuge y tanto la situación laboral como personal depende de cada caso.

En principio, si la persona inmigrante quiere estudiar una carrera o posgrado, deberá de pasar por el mismo proceso de validación de estudios previos que te hemos compartido en el post anterior sobre estudiar en Alemania.

Y puede ser que esta validación de estudios no sea posible, dejando a la persona que ya vive en Alemania sin posibilidad de seguir el mismo proceso que alguien que aplica desde el extranjero como estudiante.

Lo que puede ser posible es el estudio de un posgrado, siempre y cuando la personas tenga los recursos para pagarlo y su título universitario sea reconocido para entrar al programa.

Por otro lado, si estás casado con alemán o alemana y tienes tu permiso de residencia, tienes la posibilidad de aplicar a otro tipo de estudios como un Ausbildung o Qualifizierung.

Pero para acceder a estas ofertas primero tendrás que acreditar un nivel de alemán suficiente (recomendamos el B2).

Este tipo de estudios son intensivos y en alemán, a diferencia de las ofertas universitarias que en muchos casos pueden ser tomadas en inglés.

Si no quieres estudiar y prefieres trabajar, existen varias opciones.

Puedes aplicar a un trabajo como cualquier otro residente alemán (necesitas mínimo el nivel B1) o puede que encuentres trabajo en tu idioma.

Existen algunas empresas que trabajan en sectores como el telemarketing con mercado latinoamericano o español y que requieren personal que hable el idioma.

También hay emprendedores latinos con tiendas de alimentos o restaurantes que atienden al mercado latino.

¿El amor es suficiente para vivir feliz en Alemania?

Depende de cada persona, pero lo que podemos afirmar es que cuando alguien emigra se enfrenta a situaciones nuevas y factores a los que adaptarse puede no resultar tan fácil.

La diferencia cultural entre la apertura y calidez de los latinos y la forma de ser seria de los alemanes puede ser una de las primeras dificultades, ya que no es ningún secreto que a los latinos les cuesta no poder hacer amigos tan rápido como de costumbre.

Otro factor importante es la independencia o el desarrollo de la persona inmigrante dentro de la sociedad alemana.

Puede que tome tiempo hasta que encuentres tu lugar y te sientas realmente adaptado si no pasaste por un proceso en el que pudiste lograr metas o socializar como es el caso de estudiar en Alemania o emigrar por trabajo.

Por último, no podemos dejar de lado el tema del clima.

Si estás acostumbrado a estar activo, estar bajo el sol y temperaturas tropicales, el invierno puede ser algo verdaderamente duro de sobrellevar.

En conclusión, mudarse a Alemania por amor es algo que puede sonar romántico y maravilloso, pero vale la pena escuchar las historias de otras personas que han pasado por ahí para estar un poco preparados, porque no todo es color de rosa.

Lo que indiscutiblemente te va a ayudar a integrarte más rápido a la vida en Alemania es dominar el idioma.

Así que si tienes una pareja alemana y estás considerando mudarte a Alemania, aprovecha para aprender el idioma lo mejor que puedas.

En este enlace puedes empezar a aprender alemán desde ya

Compártenos tu opinión o experiencia en los comentarios

Bis bald!

2 comentarios en “Mudarse a Alemania por amor”

Deja un comentario